Ponencia desarrollada en el XXIV Curso de especialización de FEDNA, celebrado en Madrid los días 23 y 24 de octubre de 2008.

Desde la entrada en vigor en la Unión Europea de la prohibición para el uso de promotores de crecimiento antimicrobianos en piensos de avicultura en Enero de 2006, se ha producido un aumento repentino en el número de casos registrado de enteritis necrótica, así como en el número de granjas de broilers con ‘vagos’ problemas de salud intestinal pero con una fuerte reducción de los rendimientos productivos. Estos últimos casos se refieren normalmente como ‘disbacteriosis’.

 

La enteritis necrótica es una enfermedad clínica severa que afecta a pollos entre 3 y 4 semanas. Se caracteriza por un aumento agudo de la frecuencia de muertes súbitas sin síntomas previos. Este aumento de mortalidad se extiende generalmente a lo largo de una semana. La lesión característica en la necropsia es la presencia de múltiples foci de distinto tamaño en la mucosa intestinal. La bacteria Clostridium perfringens perteneciente al toxinotipo A se considera la principal causa de esta enfermedad, aunque bacterias de este tipo se encuentran también en el contenido intestinal de broilers clínicamente sanos (Gholamiandekhordi et al., 2006). Nuestro grupo ha desarrollado recientemente un modelo in vivo altamente reproducible para estudiar esta enfermedad, y hemos publicado un informe sobre la cuantificación de las lesiones con este modelo (Gholamiandekhordi et al., 2007).

 

La disbacteriosis es la denominación que se usa generalmente para definir un síndrome subclínico a nivel de una granja, que debe cumplir los siguientes criterios:

 

I) Baja eficacia alimenticia y reducida ganancia de peso.

II) Heces húmedas con presencia de partículas de alimento no digeridas.

III) En la necropsia, presencia de bolsas finas, frágiles y distendidas, llenas de mucina y partículas de alimento no digeridas.

 

Para el estudio de la disbacteriosis, hemos desarrollado igualmente un modelo in vivo (Teirlynck et al., 2008a), así como métodos para cuantificar las lesiones (Teirlynck et al., 2008b).

 

La enteritis necrótica puede considerarse como un prototipo para problemas agudos de salud intestinal (aunque también pueden darse casos subclínicos), mientras que la disbacteriosis es el prototipo de problema de salud intestinal subclínica.