Si se cumple con los requerimientos nutricionales diarios, se lograrán los índices de crecimiento óptimos del ave. La capacidad del ave para conseguir los requerimientos nutricionales diarios dependerá, en parte, de la composición de nutrientes de la dieta, sien embargo, lo que realmente provoca la respueta del ave es el pienso o la ingesta de nutrientes. Por consiguiente para una obtener un crecimiento óptimo y una utilizción eficaz de los nutrientes, es vital que se consiga una buena ingesta de pienso.

La presentación del pienso afecta significativamente a la ingesta del mismo, de manera que una presentación inadecuada del pienso inhibirá su ingesta y tendrá un impacto negativo sobre el índice de crecimiento. Es importante que, tanto la densidad de los nutrientes como la presentación del pienso sean óptimas, si se pretende maximizar la ingesta y el rendimiento del ave.