Temperaturas extremadamente altas tienen un efecto mucho mayor sobre el crecimiento más rápido, mayor rendimiento de pollos de engorde y también en gallinas ponedoras.
El  ambiente en gallinero debe ser tal que permita a las aves para disipar el exceso de calor corporal y estar cómodo. En estas condiciones adversas, es esencial que las técnicas de gestión se apliquen con el fin de obtener el máximo rendimiento.

Pueden ver el articulo completo