Investigadores de la Universidad británica de Abertay Dundee han descubierto que un gen, que cuando muta, provoca ceguera y problemas renales en pollos, es el responsable de predisponer a los humanos a la hipertensión. .

Para los investigadores, estos hallazgos son muy importantes porque pueden ayudar a desarrollar nuevos medicamentos contra la hipertensión para las personas que están predispuestas genéticamente a esta afección.

Asimismo, los investigadores también han descubierto que el gen mutante GNB3 puede provocar anormalidades renales en humanos, las cuales no habían sido previamente detectadas.

En el Reino Unido, uno de cada 3 adultos tiene hipertensión y unas 62.000 personas mueren de ataques al corazón que podrían evitarse. Aunque la prevención es un factor importante, los investigadores señalan que muchas personas están más predispuestas que otras, con independencia de sus hábitos, con lo que con esta investigación se podría intentar desarrollar mecanismos para amortiguar esta predisposición.


Nota AGRODIGITAL