Tres miembros de la Cámara de Representantes de EEUU han propuesto una ley (H.R. 3798) para mejorar el bienestar de las ponedoras. Esta propuesta es el resultado del acuerdo al que llegaron durante el verano pasado, la sectorial avícola de EEUU, United Egg Producers y la organización de defensa de los animales Humane Society of the United States.

De aprobarse la ley, esta se implementaría en los próximos 15-18 años y beneficiaría al bienestar de los 280 millones de ponedoras existentes en EEUU.

La principal medida propuesta es que las jaulas convencionales, que están implantadas en la gran mayoría de las explotaciones, tienen que ser sustituidas por jaulas enriquecidas, las cuales proporcionan más espacio al ave (casi el doble), además, de cama, nido y percha. En la UE, desde el pasado 1 de enero ya están prohibidas las jaulas convencionales.

Actualmente en EEUU, la mayoría de las aves gozan de 432 cm2, sin embargo, todavía 50 millones de aves en ese país están en jaulas en las que solo disponen de 310 cm2. En la ley propuesta se recoge una superficie mínima de 800 cm2 por gallinas blancas y de 929 cm2 por gallina de color. Actualmente, en la UE, las jaulas convencionales tienen una superficie de 550 cm2 y las jaulas enriquecidas (que serán el 100% a partir de 2012) aportan una superficie de 750 cm2.

También se propone que en las cajas de huevos se indiquen la forma de producción de las gallinas, como ya se hace en la UE: Huevos de gallinas en jaulas, huevos de gallinas en jaulas enriquecidas, huevos de gallinas que no están jaulas y huevos de gallinas criadas en el exterior.

Asimismo, se propone prohibir las prácticas de suspender el alimento o el agua para inducir la muda, que es una práctica ya prohibida en los programas de certificación. También se propone que se limiten los niveles excesivos de amoníaco en las explotaciones y que se usen estándares aprobados por la Asociación Americana de Veterinarios para la eutanasia.

De aprobarse la ley, el cumplimiento estas medidas serían imprescindible para que las explotaciones pudieran seguir vendiendo huevos.