Se ha pronosticado que la aplicación de la Directiva 1999/74 llevará a que en el año 2013 un 40-50% de las ponedoras de la U.E. se alojarán en alguno de los sistemas alternativos a las baterías, que la Directiva 5/2001 define como: Gallinas en suelo (incluyendo aviarios), al aire libre (camperas), y ecológico.

Sólo este último exige una alimentación especial, al ser obligado utilizar en los piensos ingredientes ecológicos (no transgénicos, y producidos sin pesticidas ni abonos químicos), cuyo cultivo en la misma explotación se recomienda, así como la administración diaria de forraje a las aves.