Los responsables de agricultura de Holanda, han decidido prohibir el corte de picos en gallinas ponedoras a partir de septiembre de 2018 y elevarán propuesta a la UE para que se aplique al resto de países.

 

Esto supone un adelanto de 3 años, respecto a la propuesta incial e incluso algunos partidos, eran favorables de adelantarlo al 2015, pero no ha sido así, ya que conlleva una adaptación en las explotaciones, ya que hay que modificar normas de manejo, instalaciones y forma de cría, con el fin de minimizar el impacto de las posibles agresiones entre las aves.

Esta medida se suma a la eliminación de espolones y el corte de cresta en gallos, que se aplicará a partir de 2015.