En su informe del mes de julio, el Departamento Americano de Agricultura (USDA) revisó a la baja en 2.5 millones de toneladas su previsión anterior sobre producción mundial de cereales secundarios 2013/14.

En total se espera una cosecha de 1.247,53 millones de toneladas. Estados Unidos es el responsable de este descenso, ya que se estima na cosecha de 370,46 millones de toneladas, 2,1 millones de toneladas menos que en el informe del mes pasado. Asimismo, hay descartar que el departemanto americano de Agricultura ha revisado a la baja las previsiones de cosecha mundial de maíz en 2,7 millones de toneladas, alcanzado los 959,84 millones de toneladas (962,58 millones de toneladas en junio)

En el caso del trigo, el USDA ha revisado al alza la producción mundial en 1,9 millones de toneladas, ituándose en 697,80 millones de toneladas. La subida se debe al aumento de la cosecha en la Unión Europea, que se estima en 138,60 millones de toneladas, es decir, 1,1 millones más que en el informe del mes pasado.

En lo que respecta al consumo, el USDA prevé un amumento del uso del trigo de 5,4 millones de toneladas respecto a la estimación pasada, con lo que se situaría en 699,89 millones de toneladas. Por el contrario, el consumo de cereales secundarios baja 2,21 millones de toneladas. En cuanto a los stocks finales, bajan tanto los de cerales secundarios como los de trigo.