Hasta ahora ha provocado la muerte y destrucción de más de 250.000 aves. Desde octubre de 2010, no se habían producido casos.

El primer caso se detecttó el 11 de junio en una explotación de broilers situada en Kokkinotrimthia.A fecha de 9 de julio de 2013, ya se habian registrado trece casos, de los cuales siete corresponden a granjas de autoconsumo.La zona en la que se han registrado la mayoría de los casos es Lefkosia, salvos dos, que se produjeron en Paphos.

las medidas adoptadas han sido el sacrificio de  190.000 aves en las zonas de vigilancia y protección. Se han destruído 90.000 pollitos de un día, la misma cantidad de huevos para incubar. 350.000 huevos para incubar se han puesto en refrigeración a largo plazo y probablemente irán a destrucción. 

Actualmente se están investigando las causas de la infección.