Estas son algunas de las conclusiones del último informe anual de la EFSA y el ECDC sobre las enfermedades zoonóticas, que también incluye las últimas tendencias en la salmonelosis, campilobacteriosis, y los brotes de origen alimentario en la Unión Europea.

El informe de la EFSA-ECDC se basa en los datos recogidos por los 32 países de Europa (28 Estados miembros y Noruega, Islandia, Suiza y Liechtenstein) y ayuda a la Comisión Europea y los países de informes para supervisar, controlar y prevenir las enfermedades zoonóticas. Cubre las infecciones zoonóticas, incluyendo yersiniosis, infecciones VTEC, equinococosis, y la fiebre Q, entre otros.



El informe recoge que en 2015, hubo 229,213 casos de campilobacteriosis, que es la zoonosis más comúnmente reportada en la UE. Muestra una tendencia al alza desde 2008. Campylobacter se encuentra principalmente en pollos y carne de pollo, de acuerdo con los datos del último informe conjunto de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y del Centro Europeo de Prevención de Enfermedades (ECDC). 
El número de casos de salmonelosis, la segunda enfermedad transmitida por alimentos más frecuente en la UE, se incrementó ligeramente en 2015 hasta 94.625 frente a los 92.007 en 2014. El aumento observado en los últimos dos años se debe,  a la mejora de la vigilancia y mejores métodos diagnósticos. Desde 2008 han descendido los casos confirmados de salmonelosis humana, si bien ha aumentado la proporción de casos humanos de S. enteriditis. Esta bacteria junto con S. infantis se han aislado mayoritariamente en aves domésticas. La mayoría de los Estados miembros han cumplido sus objetivos de reducción de Salmonella en sus censos de aves de corral.
La listeriosis afectó a cerca de 2.200 personas en 2015, causando 270 muertes, el número más alto jamás registrado en la UE. Desde 2008 se ha registrado una tendencia al alza en el número de casos, si bien entre 2014 y 2015 se han estabilizado. La proporción de casos en el grupo de mayores de 64 años pasó de ser el 56% en 2008 al 64% en 2015. Además, en este periodo, el número de casos notificados y su proporción casi se ha duplicado en los mayores de 84 años.

Fuente EFSA