Según un estudio realizado por la organización de defensa de los consumidores de EEUU (Consumer Report) más del 85% de los pollos del país están contaminados con Salmonella o Campylobacter. La pasada primavera testaron 525 pollos de diferentes establecimientos y de 23 estados diferentes. Se analaziron pollos de cada una de las cuatro empresas principales (Foster Farms, Perdue, Pilgrim’s Pride, and Tyson), de granjas ecológicas y de explotaciones que aseguran no utilizar antibióticos. El 81% de los pollos estaban contaminados con Campylobacter, el 15% con Salmonella y el 13% con ambas bacterias.

Para leer el artículo pinche aquí