Informe de la Comisión Europea sobre las perspectivas para los mercados agrarios y la renta de la UE durante el periodo 2007- 2014.

El informe de la Comisión Europea prevé un aumento de la demanda y de la producción de carne de pollo para el período 2007-2014.

La producción de carne de pollo en 2006 en la UE-25 descendió en un 2,9% hasta los 10,6 millones de toneladas como consecuencia de la reducida demanda, tanto interna como externa, por la influenza aviar. No obstante, este problema sanitario no parece que vaya a afectar a las perspectivas a medio plazo para la producción. Los factores como el precio competitivo en relación con otras carnes, la fuerte preferencia de los consumidores y el aumento de su uso en comidas preparadas juegan a favor de la carne de pollo. Así lo estima el informe sobre las perspectivas de los mercados agrarios de 2007-2014 realizado por la Comisión Europea.

A pesar de las buenas previsiones de producción, el ritmo de crecimiento será inferior al constatado en los 90 donde llegó a un 2,3%. El consumo en la UE-27 es probable que crezca de 22 kg en 2006 a 24,3 kg en 2014.

A pesar de las prohibiciones temporales impuestas por algunos países, las exportaciones de pollo de la UE-25 han crecido un 0,9%, llegando hasta las 922.000 tn en 2006. Estas exportaciones se realizaron íntegramente sin restituciones. Las perspectivas de exportación de la UE-27 indican una reducción gradual a medio plazo, como consecuencia de falta de competitividad en el mercado mundial por los elevados costes de producción en el mercado comunitario y el desfavorable ratio $/€ y real brasileño/€.

Las importaciones a la UE han decrecido como consecuencia de la menor demanda y las prohibiciones parciales de exportaciones impuestas en algunos terceros países como consecuencia de la influenza aviar. En 2006, las importaciones en la UE-25 descendieron un 4% hasta las 578.000 tn. Los acuerdos de importación con Brasil y Tailandia apuntan a un crecimiento de las importaciones a medio plazo, pudiendo llegar a convertirse la UE-27 en importador neto en 2014.